premonición

Escrito por albondigaperezosa 16-11-2014 en pensamientos varios. Comentarios (0)

Hace menos de un mes te escribí folios enteros. En esas lineas te imaginé lejana saltando sobre mí, pero yo conseguía huir antes de que tu caliente frialdad me quemara las entrañas. Hace dos semanas saltaste y yo, que siempre pacto con el bando perdedor, no sé si por torpeza o por ese espíritu de sacrificio tan cristiano de colegio de monjas, pacté conmigo venderte baratas mi dignidad y mi sensatez y salté de tu mano. Me esforcé hasta doler en ser el blanco de tu diana, pero una vez más no pudo ser, tú siempre has apuntado muy alto y yo solo levanto ciento sesenta centímetros del suelo.

Lo que había escrito sucedió, aunque esa noche reescribí un final distinto. Mi escepticismo me impide creerme vidente así que he de admitir que era algo inminente y predecible. Nunca debí escribirlo, ahora las pruebas son claras y concluyentes: sabía que ocurriría y sabía lo que debía hacer. Pero aún así salté contigo. Así que te culparé cuando me preguntes y defenderé que jugaste con el factor sorpresa y que yo ya había abandonado tu recuerdo y que no era yo, era la cerveza y todo aquello que se me ocurra para no admitir que deseaba que pasara y que volvería a saltar una y mil veces aún sabiendo que en cuanto nos despidamos te estarás arrepintiendo.

Pero yo sabré que miento, y mi conciencia tendrá escritas las pruebas de mi puño y letra.