15/08/10

Escrito por albondigaperezosa 18-06-2014 en pensamientos varios. Comentarios (0)

15/08/10

Fue esa sensación tan rara de haber accedido a algo que no querías, mejor dicho, que querías pero que te esperabas diferente. Esa sensación de que las cosas empeoran por momentos. Lo que empezaba siendo el plan perfecto empieza a desviarse del plan y para reconducirlo alguien pega un volantazo, alguien que, por supuesto, no eres tú. Entonces te ves haciendo lo que se supone que querías en unas circunstancias en las que ya no te apetece pero sin atreverte a echarte atrás porque, ¿quién lo entendería? Ahora mismo lo único que quieres es que acabe esto que llevabas tiempo esperando. No sabes si para quien está contigo está resultando igual de desastroso, por un lado esperas que no por no quedar mal, por otro que sí para que no se repita, en cualquier caso no vas a preguntar. Huyes en cuanto puedes y una vez en lugar seguro el desconcierto y la decepción son tales que prefieres pensar en otra cosa.